Un ojo biónico

Unos investigadores australianos que han liderado este proyecto aseguran que es un paso importante para ayudar a quienes tienen problemas de ceguera a valerse de forma independiente    

Dianne Ashworth, que tenía una importante pérdida de visión por retinitis  pigmentosa heredada, recibió un prototipo de ojo biónico en  mayo en el hospital Royal Victorian y le fue activado un mes después.

“De repente podía ver un pequeño flash, fue increíble”, dijo en un  comunicado. “Cada vez que había una estimulación, se producía una forma  diferente frente a mi ojo”. El ojo biónico, diseñado,  construido y probado por Bionic Vision Australia, un consorcio de investigadores  financiado en parte por el Gobierno australiano, está equipado con 24 electrodos  con un pequeño cable que se extiende desde la parte posterior del ojo a un  receptor adosado a la oreja.

Se inserta en el espacio coroideo, que se encuentra junto a la retina, dentro  del ojo. “El dispositivo estimula electrónicamente la retina”, dijo la doctora  Penny Allen, que implantó el prototipo.

“Los impulsos eléctricos pasan por el dispositivo, que luego estimula la  retina. Esos impulsos vuelven luego al cerebro (creando la imagen)”, añadió. El  aparato restaura una visión moderada, con la cual los pacientes son capaces de  distinguir importantes contrastes y contornos de luz y objetos oscuros.

Los investigadores esperan que eso ayude a los ciegos a conseguir movilidad.  “Di es la primera paciente de tres con este prototipo, el próximo paso es  analizar la información visual que reciben de la estimulación”, dijo Allen.


La operación para el ojo biónico en sí fue tan simple  que puede ser enseñada a cirujanos oculares en todo el mundo. “No queríamos un  aparato que fuera tan complejo desde el punto de vista quirúrgico que fuera  difícil de aprender”, dijo Allen.

Estudios similares los han llevado a cabo investigadores de la Universidad  Cornell de Nueva York que han descifrado en ratones el código neural, que son  los pulsos que transmiten información al cerebro.

Los investigadores han desarrollado un dispositivo protésico que ha logrado  restaurar una vista casi normal en ratones ciegos.

Según la Organización Mundial de la Salud, 39 millones de personas en todo el  mundo están ciegas y 246 millones han perdido visión. “Lo que estamos haciendo  es restaurar un tipo de visión que probablemente va a ser en blanco y negro,  pero lo que esperamos es que en pacientes que están gravemente impedidos  visualmente eso les dé movilidad”, dijo Allen.

Lino Cisterna

CEO&Founder RevistaProware.com Aficionado a las Ciencias, Física Teórica, (G)Astronomía, Sociología, Psicología, Teorías de la Tecnología (AAT).

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *