ALMA: sorprendente estructura espiral

Un equipo que trabajó con el Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), el telescopio milimétrico y submilimétrico más potente del mundo, descubrió una sorprendente estructura espiral en el polvo que rodea la gigante roja R Sculptoris. Esto significa que probablemente hay una estrella compañera desconocida orbitando alrededor a la gigante. Los astrónomos también se sorprendieron al encontrar mucho más materia eyectada por la gigante roja de lo que esperaban.

“Habíamos visto envolturas que rodeaban este tipo de estrellas, pero es la primera vez que vemos una espiral de materia saliendo de una estrella junto a una envoltura que la rodea”, afirma el autor principal del artículo donde se presentaron los resultados, Matthias Maercker (Observatorio Europeo Austral -ESO- e Instituto  de Astronomía Argelander, Universidad de Bonn, Alemania).


Al expulsar grandes cantidades de materia, las gigantes rojas como R Sculptoris aportan gran parte del polvo y gas que constituyen el grueso de la materia prima para la formación de futuras generaciones de estrellas, sistemas planetarios y, por ende, de vida. En la fase de Ciencia Inicial, cuando se hicieron las nuevas observaciones, ALMA ya había superado la capacidad de los demás observatorios submilimétricos. Las observaciones anteriores habían revelado claramente la presencia de una envoltura esférica alrededor de R Sculptoris, no así de la estructura espiral, ni tampoco de una estrella compañera.


“Cuando observamos la estrella con ALMA ni siquiera la mitad de las antenas del proyecto estaba lista. Es realmente fascinante imaginar lo que podrá hacer el conjunto final de ALMA una vez que esté listo en 2013”, agrega Wouter Vlemmings (Universidad Tecnológica Chalmers, Suecia), miembro del equipo. Al final de sus vidas, las estrellas con masas de hasta ocho veces la del Sol se convierten en gigantes rojas y expulsan una gran cantidad de su masa en forma de viento estelar. En esta etapa, las estrellas experimentan pulsos térmicos periódicamente. Los pulsos térmicos son cortas explosiones de helio en el interior de la envoltura que rodea el núcleo estelar. Un pulso térmico provoca la expulsión de materia desde la superficie de la estrella con una fuerza mucho mayor que la normal, lo que produce una gran envoltura de polvo y gas rodeando a la estrella. Después del pulso, la velocidad a la que la estrella pierde masa vuelve a su valor normal.

Lino Cisterna

CEO&Founder RevistaProware.com Aficionado a las Ciencias, Física Teórica, (G)Astronomía, Sociología, Psicología, Teorías de la Tecnología (AAT).

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *