Google: campaña para “apoyar un Internet libre”

El futuro de Internet está en juego. Los 193 miembros de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) se reunirán en diciembre en Dubái (Emiratos Árabes). La cumbre podría traer como consecuencia un cambio fundamental en la manera como se administra, se gobierna y se regula Internet. Google quiere que los usuarios lo ayuden a que todo siga como está hoy. 

Para hacer presión con miras a la cumbre, ‘la gran G’ habilitó un sitio Web en el que busca que los usuarios firmen una declaración diciendo que “los gobiernos no deberían determinar el futuro de Internet de forma independiente“.

En la reunión de la UIT se tratarán dos asuntos. Por un lado, se debatirá una propuesta para quitarle a la Icann, un organismo estadounidense, el control sobre el sistema DNS y los dominios de Internet. El objetivo de los proponentes es ponerlos en manos de un cuerpo colegiado en el que haya representantes de varios países. Por otro lado, se quiere que las grandes empresas de contenido (como Google, Facebook o Twitter), les paguen a los proveedores de acceso (como Claro o Movistar) por el servicio.

A juicio de Google, se trata de dos ideas peligrosas. La empresa estadounidense dice que podrían llevar a que países que tienen un historial negativo de restricciones y censura de la Red logren llevar sus políticas represivas a un nivel internacional. “Algunas propuestas podrían permitir que los gobiernos censuren información legítima e, incluso, impedir el acceso a Internet“, dice Google.

Google dice que la reunión de UIT, que se hace a puerta cerrada sin acceso a los ciudadanos o a cualquiera que no pertenezca a un gobierno, no es el escenario adecuado para determinar el futuro de la Red. “Se debería tener en cuenta la opinión de los miles de millones de usuarios de todo el mundo que utilizan Internet, así como la de los expertos que la han creado y mantienen“, dice Google.


Esta propuesta que tiene a Google (y a todo el mundo Web de Estados Unidos) con los pelos de punta fue presentada por el presidente de Rusia, Vladimir Putin, y respaldada por países como China e India. Según The Guardian, sus defensores dicen que el enfoque estadounidense de la actual gobernanza de Internet les cierra las puertas a países periféricos. “Sentimos que no estamos en capacidad de contribnuir efectivamente por la falta de capacidad, habilidades y recursos, así que hay una brecha digital […] para apropiarnos de Internet para nuestro propio desarrollo”, dice Alice Munyua, representante de África en el Icann.

 

Sin embargo, a algunos observadores les preocupan algunas ramas de esa posición. “Se ha debatido cortar el acceso a Internet a quien amenace la seguridad en la Red“, dice el diario, mientras que al mismo tiempo algunos de los países que la apoyan lanzan ciberataques a otros y usan Internet para propósitos militares.

A juicio de Eleanor Satta, directora técnica del Instituto Internacional para los Medios Modernos, “esto realmente tiene el potencial de acabar con Internet, porque ya no funcionaría como una red, o como una comunidad en la que la gente puede colaborar y compartir“.

Lino Cisterna

CEO&Founder RevistaProware.com Aficionado a las Ciencias, Física Teórica, (G)Astronomía, Sociología, Psicología, Teorías de la Tecnología (AAT).

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *