Cañón portátil de antimateria

THSRN_BIG_BANG_1500305f

Universidad de Michigan un equipo de científicos acaba de publicar un informe en el que detallan cómo han construido un cañón que dispara positrones. Estas partículas de antimateria son el opuesto a los electrones y hasta ahora hacía falta una instalación del tamaño del LHC para generarlas. El dispositivo de este equipo cabe sobre una mesa.

Su dispositivo que tiene algunos metros de largo crea pares electrón-positrón por el disparo de un láser petawatt al gas helio. Para ello se utilizan el láser HERCULES en la universidad Esto se traduce en una corriente de electrones que se mueven a grandes velocidades, que se dirigen a una fina lámina de oro. Las colisiones entre los electrones de alta velocidad y los átomos metálicos individuales resultaron en una corriente de electrones y positrones, que se separan fácilmente usando imanes.

Cada femtosegundo 30 de disparo del láser produce “trillones” de positrones, los investigadores dicen, que es comparable a las densidades observadas en el CERN.


El cañón de positrones genera estas partículas disparando un láser de alta potencia sobre una cámara de gas helio inerte. Este disparo genera una corriente de electrones que se proyecta sobre una fina lámina de oro. Los electrones desintegran el metal a escala atómica produciendo una corriente de electrones y positrones que se separan mediante campos magnéticos.

tabletop_antimatter_gun

El láser que utiliza el cañón es de nada menos que un petavatio (1.000.000.000.000.000 vatios), pero el haz que emite sólo dura 30 femtosegundos (un femtosegundo equivale a 0,000 000 000 000 001 segundos) por lo que su consumo no es 30.000 veces el de toda España sino apenas el de una bombilla. Con todo, tan breve tiempo es suficiente para generar cuatrillones de positrones sin necesidad de aceleradores de partículas de varios kilómetros.

Via Phys.org

Lino Cisterna

CEO&Founder RevistaProware.com Aficionado a las Ciencias, Física Teórica, (G)Astronomía, Sociología, Psicología, Teorías de la Tecnología (AAT).

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *