Polímero autorregenerativo

t1000

Científicos del Centro de Tecnologías Electro-químicas (CIDETEC) en San Sebastian, España, crean el primer polímero autorregenerativo que puede repararse a sí mismo.

Los científicos lo denominaron como ‘Terminator’ en honor al robot T-1000 desarrollado por Skynet para ser casi indestructible. El material se compone de una matriz elastomérica de poli (uretano-urea), una red de interacciones moleculares complejas que se cruzarán espontáneamente para “curar” cualquier interrupción.


Aquí, la palabra “espontánea” significa que el material no necesita ninguna intervención externa o catalizador para iniciar su proceso de curación. El polímero muestra un comportamiento adhesivo estilo Velcro con una eficiencia de curación de un 97 por ciento en tan sólo dos horas. Los investigadores demuestran que después de cortar el material en dos piezas separadas con una hojilla y permitir que se autorregenere, el material es irrompible cuando se estira manualmente.

Los científicos podrían utilizar versiones futuras del polímero para crear una piel artificial que proteja las heridas mientras se curan. Se le podría colocar a un niño un injerto del polímero sanador a manera de piel artificial, la cual podría hasta crecer con el niño y proporcionarle una barrera contra los gérmenes. El material Terminator también puede inyectarse como un adhesivo. Su excelente combinación de elasticidad y fuerza podría beneficiar a las articulaciones dolorosas que necesitan un cojín para evitar que los huesos rocen entre sí.

Lino Cisterna

CEO&Founder RevistaProware.com Aficionado a las Ciencias, Física Teórica, (G)Astronomía, Sociología, Psicología, Teorías de la Tecnología (AAT).

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *