Qué hacer en caso que tus fotos privadas sean publicadas

fotos-privadas

Qué sucede cuando alguien sube una foto tuya que no quieres que sea publica ya sea porque es una foto privada tomada en un contexto en el que te pareció una buena idea tomarte una foto sin ropa o solo por el hecho de divertirte, pero que sucede si te roban tu celular o dispositivo donde almacenas tus fotos privadas, acá un resumen de algunos pasos a seguir para proteger tus derechos.

Antes que todo tengamos en cuenta que todos lso archivos subidos a Internet y asean en redes sociales u otros sitios, están disponibles para todos tus contactos y sus amigos si estos interactúan con tus imágenes, siempre revisa la configuración de seguridad y mantén tus archivos privados en un lugar seguro.

1.- Denúncialo en internet. Quizá parezca un poco frívolo que este sea el primer paso, pero si cuando encuentras tu foto en alguna red social, esa será tu primera arma. Todas las redes sociales tienen un contacto para denuncias por lo que siempre debes denunciar dentro de la misma red social si alguien publica una foto que no deseas que sea publicada, se comunicaran contigo para validar tus datos y la foto será eliminada.

2.- Contacta con el webmaster del sitio donde esté la foto. Si tu foto ha aparecido en una web de contactos o similares, escribe rápidamente al administrador de la web (la forma de contacto siempre suele estar visible) para solicitar que retiren tu foto. En caso de que la foto esté en Facebook, recurre al apartado específico que esta red social dedica a las denuncias por posibles vulneraciones del derecho a la privacidad. en Twitter debes leer el apartado de privacidad y comunicarte,  Debes hacerlo con rapidez ya que una vez que una foto se vuelve viral dentro de los contactos es mas difícil eliminarla.


3.- Denúncialo en una comisaría. Aunque hayas hablado con la Policía por teléfono, no está de más que te acerques a tu comisaría más cercana.

4.- Demanda por lo penal y por lo civil. Si tu foto solo la tenía una persona, procede a demandarla. Pero seamos francos: no será tan fácil que haya cometido un delito penado por el Código Penal. Dependerá de muchísimos factores (método de obtención de la foto, sitio donde fue hecha, forma de difusión…), pero, si no existe un delito penal, podrás agarrarte al Código Civil para demostrar los daños y perjuicios que te ha causado la publicación de esa imagen.

5.- Recuerda a los graciosos que se pueden meter en un lío. Seguramente encuentres a más un indeseable que ya tiene la foto y le parece divertido pasársela a otras personas. Si se da el caso, adviértele de que difundir tu foto cuando sabe que has puesto una demanda, sí es ilegal. Esta afirmación no es del todo cierta (aunque en ciertos casos puede serlo), pero es una pequeña mentira que puede ahorrarte varios disgustos.

6.- No, no eres culpable de nada.  este no es un paso muy técnico que digamos, pero es importante tenerlo en cuenta. Si no puedes parar la difusión y ahora todo el mundo tiene ya tu foto en sus móviles u ordenadores, te va a tocar pasar una mala temporada. Pero recuerda: no es tu culpa. Has hecho uso de tu sexualidad y de tu libertad de hacerte fotos como a ti te dé la gana. Quizá pasar la foto a alguien que no era de tu enterísima confianza no fue la mejor idea del mundo, pero no por ello eres una idiota que tenga lo que se ha buscado, aunque te lo digan. No lo olvides: la culpa siempre es de la persona que difunde la foto, nunca de la persona que aparece en ella.

Lino Cisterna

CEO&Founder RevistaProware.com Aficionado a las Ciencias, Física Teórica, (G)Astronomía, Sociología, Psicología, Teorías de la Tecnología (AAT).

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *