Sonda Rosetta y el Cometa 67P

rosetta

Luego de diez años y unos 6.400 millones de kilómetros, este miércoles, una nave fabricada por el hombre logró un hecho en la historia de la ciencia espacial, llegando donde ningún otro dispositivo lo había logrado puesto que las misiones anteriores sólo han logrado pasar los cometas a alta velocidad.

Después de una década de viajar a través del espacio, Rosetta tiene como objetivo orbitar el cometa 67/P Churyumov-Gerasimenko durante al menos un año con el objetivo de determinar si los cometas trajeron el agua y el carbono vital para la vida en la Tierra. También tratará de desplegar un módulo de aterrizaje sobre su superficie helada.

“Estamos ahí”, dijo Sylvain Lodiot, director de operaciones de la sonda de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés), al confirmar que la nave se encontró con el cometa 67/P Churyumov-Gerasimenko.

El Primer plano del detalle de cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko. La imagen muestra la “cabeza” del cometa (izquierda) y fue tomada a 120 kilómetros de distancia por la sonda.

cometa_67P


“La nave volará una órbita artificial muy cerca del cometa a una distancia de pocos kilómetros y estudiará el entorno del cometa y su núcleo”, dijo la ESA en un comunicado.
Después de una década de viajar a través del espacio, Rosetta tiene como objetivo orbitar el cometa durante al menos un año con el objetivo de determinar si los cometas trajeron el agua y el carbono vital para la vida en la Tierra.

Lanzada a bordo de un cohete Ariane en 2004, Rosetta ha recorrido un largo camino por el Sistema Solar para alcanzar a su cometa, “la más compleja y exótica trayectoria jamás vista”, según uno de los científicos de la misión.

A partir de hoy, Rosetta viajará codo a codo con 67P y lo estudiará con sus sofisticados instrumentos. El siguiente y ambicioso paso, que supondrá un hito aún mayor, será depositar el módulo de aterrizaje Philae sobre la superficie del extraño cuerpo helado, algo que ocurrirá en noviembre y será como “cabalgar sobre el cometa”.

La sonda comenzará a aproximarse cada vez más, hasta llegar a los 4 kilómetros en noviembre, momento en que el módulo de aterrizaje será lanzado a la superficie. Esta imagen fue tomada a 130 kilómetros de distancia y muestra rocas, cráteres y acantilados en la superficie del cometa.

1985810 1985815

Sin duda un hecho son precedentes, un gran paso para el estudio del cosmos.

Lino Cisterna

CEO&Founder RevistaProware.com Aficionado a las Ciencias, Física Teórica, (G)Astronomía, Sociología, Psicología, Teorías de la Tecnología (AAT).

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *