G2: Estrella cercana al centro de la Galaxia

g2-centro-galaxia

Los astrónomos llevan años desconcertados respecto a la aparición de un extraño objeto en el centro de nuestra galaxia la Vía Láctea. Ahora, un equipo de científicos de la Universidad de California en Los Ángeles (EEUU) parece haber resuelto el misterio del objeto bautizado como “G2”: se trata de un par de estrellas binarias que habrían estado orbitando un enorme agujero negro en nuestra galaxia, fusionándose finalmente en una estrella extremadamente grande envuelta en gas y polvo. La investigación ha sido publicada en la revista Astrophysical Journal Letters.

“G2 sobrevivió y continuó felizmente en su órbita; una nube de gas sencilla no habría hecho eso. G2 se vio apenas afectado por el agujero negro. No hubo fuegos artificiales, afirma Andrea Ghez, líder del estudio.

Nada puede escapar de la atracción gravitatoria de un agujero negro, ni siquiera la luz. A pesar de no poder ser vistos directamente su influencia en las estrellas cercanas es visible. Según los investigadores, G2 parece ser una clase emergente de estrellas cerca del agujero negro que se crea debido a la poderosa gravedad del agujero negro. Esta fuerza las impulsa a unirse en una sola estrella.

“Esto puede estar ocurriendo mucho más a menudo de lo que pensábamos. Las estrellas en el centro de la galaxia son masivas y en su mayoría binarias. Es posible que muchas de las estrellas que hemos estado observando y que no entendíamos qué eran, sean el producto final de las fusiones de estrellas binarias que ahora están en calma”, continúa Ghez.


La investigación se llevó a cabo desde el Observatorio Keck de Hawai que cuenta con dos telescopios ópticos e infrarrojos; los más grandes del mundo. Estos telescopios utilizan la óptica adaptativa, una potente tecnología pionera que corrige los efectos distorsionadores de la atmósfera de la Tierra en tiempo real para revelar más claramente el espacio que rodea a un agujero negro supermasivo.

iqfqnqy7ycmosbz8bbno

Según los nuevos resultados, G2 no es mas que una estrella cercana al agujero negro creada justo gracias a la fuerza gravitatoria del mismo, que fusiona estrellas binarias en una. El descubrimiento ha sido posible gracias a los datos e imágenes captadas desde el Observatorio espacial W.M. Keck, en Hawái. Ayudará, entre otras cosas, a entender mejor cómo se forma las estrellas en nuestra galaxia y el comportamiento de los agujeros negros. [vía UCLA yObservatorio espacial W.M. Keck]

Más Info

Lino Cisterna

CEO&Founder RevistaProware.com Aficionado a las Ciencias, Física Teórica, (G)Astronomía, Sociología, Psicología, Teorías de la Tecnología (AAT).

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *