Científicos detectan señal desde el espacio profundo

senal-espacio-profundo

Los astrónomos no están seguros de qué está causando los misteriosos sonidos desde el espacio profundo, de los cuales 17 de ellos nunca han sido escuchados anteriormente, han escuchado un sonido largo, que se repite desde lo más profundo en el espacio y nadie está seguro de donde está viniendo, solo se informa que es una radio señal repetitiva de lo más profundo del espacio.

Investigadores de la Universidad de Cornell han examinado datos de archivos capturados por el telescopio de Arecibo en Puerto Rico, encontrando ráfagas repetidas de 10 milisegundos de duración que denominan “ráfagas rápidas de radio” (Fast Radio Burst/FRB) provenientes del espacio profundo, el último ejemplo de una onda de radio misteriosa que viene de fuera de nuestra galaxia. Los científicos habían pensado previamente que las ráfagas de radio eran acontecimientos singulares. Pero un nuevo estudio revela que al menos algunas de las fuentes coincidían con mensajes repetitivos.

El estallido en cuestión (conocido como FRB 121 102) se identificó utilizando el Observatorio de Arecibo en Puerto Rico. Previamente No había nada inusual ni especial al respecto, pero los autores programados para las observaciones de seguimiento presentaron varias ráfagas, a veces en cuestión de horas de diferencia. En total, vieron 10 estallidos adicionales incluso llegando a un 11,  en el transcurso de dos meses. Estos tienen diferentes brillos, y diferentes picos de intensidad que se presentaron en diferentes longitudes de onda, lo que sugiere un proceso algo caótico pero con un patrón

Mirando a través de los datos de tiempo, los autores no encontraron indicios de un proceso periódico, que hace algún tipo de comportamiento orbital poco probable; la repetición rápida en algunos casos también hace un fenómeno orbital poco probable. Y, como dicen los autores, “las ráfagas de repetición descartan modelos que implican eventos catastróficos.” Pero las estrellas de neutrones con campos magnéticos intensos, llamadas magnetares, pueden crear llamaradas gigantes. Pero ninguno de los que conocemos pudo haber producido más de un solo toque al momento de su estallido. Los autores también sospechan que podría ser un pulsar, una estrella de neutrones que gira rápidamente, donde esporádicamente, uno de los impulsos normales se amplifica enormemente generando un estallido de ráfaga. Este tipo de comportamiento se ha visto en al menos en algunas estrellas de neutrones en nuestra galaxia.

Arecibo_ObservatoryEl radiotelescopio de Arecibo está situado en Arecibo, Puerto Rico, al norte de la isla. Estuvo administrado por 45 años por la Universidad Cornell con un acuerdo de cooperación con la National Science Foundation hasta el mes de octubre del 2011. A partir de esa fecha los nuevos administradores son la Universidad Metropolitana (UMET), SRI International y The Universities Space Research Association(USRA). Con esta nueva alianza de administradores tienen proyectado construir un Planetario y un programa doctoral en astronomía y ciencias del espacio, una facultad investigadora para universidades de Puerto Rico y un programa de verano de investigación para estudiantes en universidades estadounidenses.

El telescopio de Arecibo destaca por su gran tamaño: el diámetro de la antena principal es de 305 metros, construida dentro de una depresión. La antena convergente es la más grande y curvada del mundo, lo que le aporta una gran capacidad de recepción de ondas electromagnéticas. La superficie de la antena está formada por 40,000 paneles de aluminio perforado; cada una mide aproximadamente 3 x 6 m, soportadas por un entramado de cables de acero.

 

El descubrimiento se suma a otros


El hallazgo se suma a otros descubrimientos extraños sobre las ráfagas de radio que parecen indicar que puede haber algo inusual causando estos eventos singulares. Los científicos dijeron el año pasado que algunos de los mensajes parecen estar viniendo en un patrón, que incluso, podría ser creado por tecnología extraterrestre.

La nueva investigación arroja poca luz sobre qué es exactamente lo que está causando los mensajes, lo que ofrece desconcertantes preguntas acerca de qué tipo de fuente podría estar emitiendo este tipo de mensaje.

“Estamos observando que las unidades de baterías que producen los FRB, se pueden recargar en cuestión de minutos “, dijo James Cordes, profesor de astronomía en la Universidad de Cornell, en un comunicado.

“La energía que produce el evento se convierte en un tema muy problemático. Estamos detectando estos FRB desde muy lejos, lo que significa que son intrínsecamente muy brillantes. Sólo unas pocas fuentes astrofísicas pueden producir explosiones de este tipo, y creemos que es más probable que se trate de las estrellas de neutrones en otras galaxias ”

Anteriormente, los científicos habían pensado que el mensaje venía de algo así como una colisión de estrellas de neutrones, enviando una onda de choque de energía a través del universo. Pero los nuevos hallazgos muestran que la fuente de la energía no se destruye, ya que envían más de una ráfaga cada cierto patrón de tiempo.

“En nuestro trabajo demostrar que nuestro FRB obtenido no tiene un origen explosivo”, dijo Shami Chatterjee, investigador de la Universidad de Cornell, en un comunicado. “Por lo tanto, hay una extraña coincidencia de la cual se requieren más estudios, o tal vez hay diferentes tipos de FRB en proceso”.

Sin embargo, los resultados obtenidos por el Radio Observatorio de Arecibo en Puerto Rico han sido cuestionados por otros investigadores que creen que la señal podría estar relacionado con la actividad asociada con un agujero negro supermasivo.

Fuentes: independent.co.uktelegraph.co.uk / arstechnica.com/

Lino Cisterna

CEO&Founder RevistaProware.com Aficionado a las Ciencias, Física Teórica, (G)Astronomía, Sociología, Psicología, Teorías de la Tecnología (AAT).

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *