Agua en Marte

El Agua en Marte, una búsqueda necesaria para la fuente de la vida basada en nuestra experiencia terrestre, oculto bajo la superficie helada del polo sur de Marte, existe un gran lago de agua líquida de 20 kilómetros de diámetro, el primero encontrado en el Planeta rojo.

El hallazgo, realizado por un equipo de astrónomos italianos a partir de imágenes del orbitador europeo Mars Express, aparece publicado en la revista Science y ha sido anunciado por la Agencia Espacial Italiana en Roma. Según explican, esta masa de agua muy fría y salobre, un hábitat no muy amable para la vida. Sin embargo, los científicos dicen que recuerda a las reservas subglaciales de la Antártica, donde sí se han encontrado organismos sencillos.

Desde hace años se ha sabido que en el pasado hubo grandes cantidades de agua corriente en Marte y también se conocía de la existencia de agua congelada bajo su superficie. Hace miles de millones de años, Marte albergaba mares y ríos de los que hoy quedan barrancos y canales como vestigios. Pero su atmósfera adelgazó y se enfrió y, en la actualidad, el agua líquida en su superficie parece destinada a evaporarse. El agua sobrevive congelada en los casquetes polares o en depósitos de hielo subterráneos, áreas que son mapeadas por el instrumento Marsis (Mars Advanced Radar for Subsurface and Ionosphere Sounding) a bordo de la sonda europea Mars Express. Este instrumento envía pulsos de radar que penetran en el terreno y los bloques de hielo para después medir el tiempo que tardan en reflejarse en la nave espacial y con qué fuerza. Los ecos reflejados proporcionan a los científicos información sobre lo que se encuentra debajo.

Entre mayo de 2012 y diciembre de 2015, el equipo de Roberto Orosei, del Instituto Nacional de Astrofísica en Bolonia, utilizó Marsis para inspeccionar una región llamada Planum Australe, ubicada en el polo sur de Marte. En 29 pasadas, sondeó un área que exhibía un cambio muy brusco en su brillo. Además, el análisis de los ecos mostraba que tiene una constante dieléctrica alta, una característica propia de los materiales acuosos. Los investigadores están convencidos de que se trata de un lago que se extiende unos 20 kilómetros y que está situado a aproximadamente 1,5 kilómetros por debajo de la superficie del hielo. Si están en lo cierto, sería la primera vez que se observa un cuerpo estable de agua líquida en Marte.


Los investigadores creen que esta reserva es similar a los lagos subglaciales que se encuentran debajo de las capas de hielo de la Antártida en la Tierra, como el famoso lago antártico Vostok, a unos 4 kilómetros por debajo del hielo. En esos lugares extremos «sobreviven organismos unicelulares con metabolismos adaptados». En Vostok, investigadores estadounidenses identificaron hace algunos años lo que parecían ser miles de especies simples a través de análisis genéticos. ¿Pero podría ser el lago marciano un lugar habitable? «Desde luego, no es un ambiente muy agradable para la vida», reconoce Orosei.

Un Lago de Salmuera a 1.5 kilómetros de profundidad

Para empezar, la temperatura del lago marciano ronda los -68ºC, inferior al punto de congelación del agua pura. «En esas condiciones, el agua líquida solo puede ser salobre, ya que las sales reducen el punto de congelación», explica a ABC Anja Diez, glacióloga del Intituto Polar Noruego, quien trabaja en la Antártida y firma un artículo relacionado en «Science». En efecto, las sales disueltas de magnesio, calcio y sodio, que se sabe están presentes en las rocas marcianas, podrían disolverse en el agua para formar una salmuera. Junto con la presión del hielo superpuesto, el punto de fusión se reduce, lo que permite que el lago permanezca líquido, como ocurre en nuestro planeta. «Por ejemplo, en los Valles Secos (Antártida) se ha encontrado un lago de salmuera. Sin embargo, la concentración de sal en el agua es mucho menor de lo que se espera para el de Marte», apunta la investigadora.

En cuanto a la profundidad del lago, está estimada en al menos un metro, aunque Diez señala que es imposible conocerla realmente, ya que los datos de radar solo proporcionan imágenes de la superficie de la masa de agua. Lo que sí considera factible es que existan más lagos marcianos como este, que podrían ser revelados en el futuro con nuevos estudios y mejores mediciones. «Esta es solo una pequeña área de estudio; es una perspectiva emocionante pensar que podría haber más de estas bolsas subterráneas de agua en otros lugares, aún por descubrir», subraya Orosei. Según explica, para conocer más sobre el nuevo lago descubierto y hallar evidencias directas de su existencia «haría falta enviar allí unos robots que perforasen a 1,5 kilómetros de profundidad, pero esa es una tecnología que aún no está desarrollada». Si la vida alguna vez existió en Marte sigue siendo una pregunta abierta.

Lino Cisterna

CEO&Founder RevistaProware.com Aficionado a las Ciencias, Física Teórica, (G)Astronomía, Sociología, Psicología, Teorías de la Tecnología (AAT).

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *