Sonda Parker, la primera nave en la atmósfera del Sol

La Sonda Parker está diseñada por el Laboratorio de Física aplicada de la Universidad Johns Hopkins (EE UU) y será la primera nave construida por el hombre que más se acerque a una estrella. Su misión es llegar a unos 6 millones de kilómetros del Sol, en comparación con la Tierra que está a 150 millones de kilómetros, es bastante cerca al calor que emite nuestra estrella.

La nave de la NASA, con un coste de 1.200 millones de euros, va protegida por un escudo térmico de carbono de 12 centímetros de grosor que alcanzará temperaturas de 1.400 grados, cerca del punto de fusión del hierro. Al otro lado de la coraza, un sistema de refrigeración mantendrá el equipo electrónico a unos 30 grados. Los cuatro instrumentos científicos a bordo de la nave estudiarán los electrones, los núcleos atómicos cargados, los protones y los átomos de helio de la corona solar así como los campos magnéticos que genera el astro para aclarar el origen del viento solar y poder predecir tormentas solares peligrosas para la Tierra.


La sonda, de 3 metros y 685 kilogramos de peso, será propulsada por un cohete pesado Delta IV Heavy. La sonda llegará a la mínima distancia del Sol de la historia, de solo 6,61 millones de kilómetros, lo que equivale a unas 16 veces la distancia Tierra-Luna. Además, la gravedad le permitirá convertirse en la nave más rápida de todos los tiempos. Además, la sonda alcanzará los 700.000 kilómetros por hora, la mayor velocidad que hasta ahora ha desarrollado cualquier otra nave construida por el hombre. Una velocidad que equivale a viajar entre Nueva York y Tokio en un minuto y que permitirá a la sonda alcanzar el Sol en noviembre. La sonda, que orbitará 24 veces alrededor del Sol y se irá acercando progresivamente a éste con la ayuda de la gravedad de Venus, llegará a su punto más cercano en 2025, que es cuando se podrá reunir la información de más valor.

La NASA reprogramó el día sábado del lanzamiento para este domingo 12 para el inicio de esta misión, que considera “histórica”. Pocos minutos después del lanzamiento el cohete se desprendió de sus tres propulsores, como estaba programado y prosiguió su avance sin incidencias ya con el segundo motor principal funcionando correctamente tras un proceso de apagado y encendido igualmente previsto. Con unas predicciones meteorológicas favorables del 95 % y tras haber resuelto los problemas que habían hecho cambiar las fechas de lanzamiento dos veces hasta el día sábado. La sonda pretende recoger información más cerca del Sol que ninguna otra astronave ha hecho hasta ahora. Y así puede contribuir a resolver cuestiones como la diferencia de la temperatura de la atmósfera del astro rey que está a más de un millón de grados mientras que la propia superficie solar está a 6.000 grados.

Lino Cisterna

CEO&Founder RevistaProware.com Aficionado a las Ciencias, Física Teórica, (G)Astronomía, Sociología, Psicología, Teorías de la Tecnología (AAT).

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *