El Reactor de Fusión más grande del mundo

Wendelstein-7-X-Stellator-fusion-reactor

En un laboratorio de investigación en la esquina noreste de Alemania, investigadores se preparan para encender un dispositivo de fusión llamado The Stellarator 7-X, el Reactor de Fusión más grande jamás construido.

La máquina de 1 mil millones de €uros, conocido como Wendelstein 7-X Stellarator, tiene parecido un poco a Halcón Milenario de Han Solo de Las Guerras de las Galaxias, remolcado por reparaciones después de un encuentro con la flota imperial.

El 7-X han sido durante mucho tiempo uno de los caballos oscuros en la investigación de la energía de fusión, pero una vez iniciado, El 7-X naturalmente ronronean junto en un estado de equilibrio y que no son propensos a las perturbaciones magnéticas potencialmente producidas por el metal curvado que plagan los tokamaks o en español cámara toroidal con bobinas magnéticas. Que desafortunadamente son endiabladamente difícil de construir.

Ademas, de sus cámaras toroidales los superconductores enrollados se utilizan para crear una jaula magnética muy potente, que sirve para contener un gas, ya que es calentado a las temperaturas necesarias para los átomos de hidrógeno. Stellarators y tokamaks funcionan de acuerdo con principios similares: En ambos casos, los superconductores enrollados se utilizan para crear una jaula magnética muy potente, que sirve para contener un gas, que es calentado a las temperaturas necesarias para que los átomos de hidrógeno se fusionen.


Los Stellarators son ridículamente difícil de construir, un hecho que debería ser evidente por sí misma después de una mirada al W7-X y Sus 16 metros de ancho de anillo lleno de dispositivos y cables de todas las formas y tamaños, incluyendo 250 puertos de acceso de diferentes tecnologías de conexión. Las entrañas de la bestia no son menos caóticas: Cincuenta bobinas magnéticas de 6 toneladas cada una, torcidos y contorsionados como relojes en un cuadro de Dalí. Podríamos decir que es el sueño de un ingeniero.


A diferencia de los reactores nucleares convencionales que se basan en la descomposición de los átomos, el proceso llamado fisión genera energía mediante la fusión de partes de átomos. El reactor de fusión nuclear utiliza altas temperaturas, de hasta 100 millones de grados Fahrenheit, para calentar el plasma, mientras potentes campos magnéticos de hasta 50 bobinas magnéticas de seis toneladas en el caso del W7-X – se utilizan para contener y controlar.

Los científicos ahora deben esperar hasta el final del mes para la aprobación del gobierno antes de que puedan llevar el plasma y comenzar su primera prueba real del W7-X. Debido al diseño del stellarator, los expertos esperan que el reactor pueda confinar el plasma y generar energía durante al menos treinta minutos a la vez, lo que es significativamente más largo que los seis y medio minutos de los otros reactores de fusión que utilizan un diseño basado en tokamak.

“El mundo está esperando a ver si conseguimos el tiempo de confinamiento y luego mantenerla durante un largo pulso”, dijo David Gates, el jefe de física del stellarator en Plasma Physics Laboratory de Princeton. Sin duda las aplicaciones podrían ser inimaginables.

Lino Cisterna

CEO&Founder RevistaProware.com Aficionado a las Ciencias, Física Teórica, (G)Astronomía, Sociología, Psicología, Teorías de la Tecnología (AAT).

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *