Intel sumerge en líquido un super-ordenador

intel_novec_REVISTAPROWARE

Intel, junto con la empresa de desarrollo tecnológico informático SGI, han estado experimentando con un nuevo sistema de refrigeración para mantener más baja la temperatura de los servidores con mayor carga, sumergiéndolos en un líquido, según informaciones de IT World. Este sistema, dicen, puede reducir drásticamente la factura energética.

Las empresas construyeron un superordenador de pruebas que se mantiene fresco usando un fluido desarrollado por 3M llamado Novec. Es un líquido dieléctrico, lo que significa que la electrónica puede ser sumergido en él y continúan operando con normalidad sin problemas de conducción eléctricas que puedan interferir en el proceso de sumersión.

Novec ya se utiliza en los sistemas de extinción de incendios, e Intel y SGI están probando su viabilidad como un sistema de refrigeración más eficiente para las super-computadoras, donde dicen que podría sustituir a los fans (ventiladores) y eliminar la necesidad de usar toneladas de agua municipal para enfriar los centros de datos.

La tecnología de enfriamiento que se desarrolla por parte de estas empresas tiene el potencial de reducir las facturas de energía del centro de datos en más de un 90 por ciento, dijo Michael Patterson, Ejecutivo y Arquitecto del Área de Poder y Térmica de Intel. Pero hay varios problemas, entre ellos la necesidad de diseñar nuevas placas y servidores que se ajusten a esta tecnología.


Un desafío actual para todos los tipos de centros de datos es que están quedando sin espacio y resulta difícil de generar suficiente flujo de aire para enfriar los servidores cada vez más potentes.

“Puedo ver algo como esto – después de que ha sido refinado y automatizado – dotar a los centros de datos con los niveles más altos de capacidad con una huella más pequeña de energía”, dijo Patterson. La idea es similar a poner una placa en el hielo. El fluido Novec rodea el hardware y absorbe el calor, manteniendo la CPU y otros componentes a una temperatura constante y estable.

Las empresas están demostrando el sistema de prueba con un superordenador de memoria distribuida SGI Hielo X, en una oficina de 3M en St. Paul, Minnesota. Los chips Intel Xeon son sumergidos directamente en el fluido demostrando la funcionalidad del sistema.

Video de ejemplo del uso del liquido Novec.

Lino Cisterna

CEO&Founder RevistaProware.com Aficionado a las Ciencias, Física Teórica, (G)Astronomía, Sociología, Psicología, Teorías de la Tecnología (AAT).

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *