Bio-Suit: Trajes espaciales, una segunda piel en el espacio

bio-suit_mit

Para los futuros astronautas, el proceso de vestimenta podría  ser algo mucho más simple que lo actual, ya que en vez de entrar a un voluminoso traje convencional de gas presurizado, el astronauta podría ponerse una prenda elástica muy ligera llena de diminutas bombas tipo músculos que mantendría la presión estable, entonces enchufaría su traje a la red eléctrica de una nave espacial o portátil, generando la activación de vestimenta inteligente para contrarrestar la presión y esencialmente el funcionamiento del mecanismo retráctil la prenda alrededor de su cuerpo.

El sistema Bio-Suit está a revolucionar la exploración espacial humana al proporcionar una mayor actividad extravehicular (EVA) del astronauta entregando una locomoción y soporte de vida técnico basado en el concepto de proporcionar una capacidad de una ‘segunda piel’ para el usuario. El concepto del novedoso diseño se realiza a través de relaciones simbióticas en las áreas de tecnologías portátiles; sistemas de información y sistemas espaciales evolutivos de diseño; y los avances biomédicos en reemplazo de materiales de la piel.

Los investigadores del MIT están un paso más cerca de la ingeniería de tal activo, de el traje de”segunda piel”, Dava Newman, profesor de aeronáutica y astronáutica y sistemas de ingeniería en el MIT, y sus colegas han diseñado prendas de compresión activa que incorporan pequeños sensores de presión que actúan en respuesta a los estímulos del ambiente y corporales del usuario.

bethke_LoNE (1)


Las bobinas están hechas de una aleación con memoria de forma (SMA): un tipo de material que “recuerda” una forma de ingeniería predeterminada y, cuando se dobla o deforma, puede regresar rápido a esta forma cuando se calienta.

Mientras que en caso de un accidente donde exista un pinchazo o arañazo en el traje espacial tradicional causarían una disminución dramática en la presión y sería traumática para el usuario, incluso mortal. El “biotraje” podría ser parchado con un vendaje de alta tecnología, donde el usuario podría envolverlo alrededor del área de punción para detener la fuga casi al instante, y la pérdida de presión sería mínima, afectado solo al área en cuestión por el diseño del traje y el astronauta podría seguir trabajando y terminar su tarea sin ver afectada su integridad física.

bio-suit-2

El equipo incorpora las bobinas en un tipo de torniquete, y se aplica una corriente para generar el calor necesario para accionar el mecanismo. A una cierta temperatura de activación, las bobinas vuelven a su forma predeterminada, tal como un resorte en espiral completamente, apretando el traje en el proceso. En pruebas posteriores, el grupo encontró que la presión producida por las bobinas iguala a los requerimientos de soportes de vida técnicos de los trajes actuales para apoyar plenamente a un astronauta en el espacio.

Fuentes:  MIT / Phys.org / Spaceindustrynews

Lino Cisterna

CEO&Founder RevistaProware.com Aficionado a las Ciencias, Física Teórica, (G)Astronomía, Sociología, Psicología, Teorías de la Tecnología (AAT).

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *