Venus: Potenciales signos de vida

Durante décadas, Venus ha sido considerado un Planeta con un infierno tóxico ardiente, bombardeado por radiación en donde nada puede sobrevivir.

Un grupo de científicos dice que han encontrado posibles signos de vida extraterrestre en un lugar donde pocos habían pensado mirar: a 48 kilómetros de altura en las nubes amarillas y nebulosas del planeta.

Un equipo internacional de investigadores puede haber encontrado rastros de fosfina, un posible signo de vida, “Con mucha confianza, hemos detectado la fosfina en Venus, lo cual fue muy inesperado y muy emocionante”, dijo Jane Greaves, profesora de astronomía en la Universidad de Cardiff y autora principal del estudio en una conferencia de prensa este lunes pasado. “Esto es muy alentador para la hipótesis de la vida, pero al mismo tiempo estamos siendo muy cuidadosos”.

Utilizando el telescopio James Clerk Maxwell en Hawai y el Atacama Large Millimeter Array en Chile, los investigadores detectaron una firma espectral, una especie de código de barras químico tomado de la atmósfera de Venus, al leer sus longitudes de onda de luz, que es exclusivo de la fosfina. Estimaron una abundancia de 20 partes por mil millones de fosfina en las nubes de Venus, o al menos mil veces más de lo que encontramos en la Tierra. La investigación, publicada hoy en la revista Nature Astronomy, no solo tiene implicaciones para Venus sino también para la búsqueda de vida más allá de nuestro sistema solar.

Según Greaves, la fosfina es “la prima malvada del amoníaco”, ya que tiene una composición química extremadamente parecida. Pero, y agrega, la fosfina es un biomarcador en la Tierra, que se encuentra en algunos de sus lugares más sucios, como montones de estiércol y pantanos. Literalmente es producido por la vida, pero es tan reactivo que debería desaparecer poco después de que algo lo produzca. Por lo tanto, no esperaría verlo en grandes abundancias en una atmósfera alienígena, a menos que la vida lo reponga constantemente.

En pocas palabras, la fosfina no debería estar en la atmósfera de Venus. Es extremadamente difícil de crear la química en las nubes de Venus, su composición natural de gases y radiación debería destruir las moléculas.

Los investigadores consideraron muchas fuentes alternativas de lo que podría estar produciendo el gas, desde relámpagos, volcanes e incluso meteoritos. Aún así, se decidieron por una explicación guiada por lo que saben sobre nuestro propio planeta como referencia: en la Tierra, si no está siendo producida por procesos industriales humanos, la fosfina es producida por microorganismos.

Para ser claros, el descubrimiento “no es una evidencia sólida de vida” en Venus, enfatizó Greaves. Pero las fuentes naturales de fosfina solo generarían una diezmilésima parte de la cantidad realmente detectada. La presencia de fosfina aún puede provenir de alguna química no biológica aún desconocida que está sucediendo allí, pero los científicos no pueden descartar la posibilidad de una explicación biológica. “Es muy difícil de explicar la presencia de fosfina sin vida”, dice Greaves.

“Los planetas pueden producir fosfina a través de procesos atmosféricos y geológicos ordinarios. Los procesos conocidos no funcionan para Venus, por lo que debe haber un proceso que no hemos considerado todavía “, dijo a Gizmodo Andy Skemer, profesor asociado de astronomía y astrofísica en UC Santa Cruz que no participó en el nuevo estudio. “Los datos [en el nuevo documento] parecen sólidos. Ahora tendremos que pasar varios años pensando en explicaciones. Está bien considerar la posibilidad de que la fosfina sea una característica de la vida en Venus, pero también habrá otras explicaciones “.

Averiguar si la vida es la fuente de la fosfina de Venus, o si proviene de alguna otra fuente, requerirá más datos y un mejor modelado del comportamiento del planeta. Venus se ha convertido ahora en uno de los lugares más cercanos del universo para investigar si existe vida más allá de nuestro propio planeta. Por desgracia, Venus está lamentablemente inexplorado en comparación con algunos de nuestros otros vecinos estelares. Actualmente se está trabajando en una misión para enviar una sonda a través de la atmósfera de Venus y tomar muestras de la química de la nube.

Fuente

Lino Cisterna

CEO&Founder RevistaProware.com Aficionado a las Ciencias & Tecnologías, Física Teórica, (G)Astronomía, Sociología, Psicología, Teorías de Tecnologías (AAT).

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.