Origin Space: Robot de minería espacial

La empresa China Origin Space anuncia que lanzará su primer “robot de minería espacial” en noviembre abriendo una campo que ha capturado durante mucho tiempo la imaginación e incluso ha inspirado empresas comerciales. Ahora, China sería la primera potencia en dar los primeros pasos hacia las capacidades de prueba para identificar y extraer recursos fuera de nuestro Planeta.

Origin Space, una empresa privada de recursos espaciales con sede en Beijing, lanzará su primer “robot de minería espacial” en noviembre. El NEO-1 es un satélite de alrededor de 30 kilogramos destinado a entrar en una órbita sincrónica con el sol a 500 kilómetros de altitud. Será lanzado por un cohete chino de la serie Long March como carga útil secundaria.

Su objetivo primario no es empezar a minar inmediatamente, si no, probar sus funciones de autonomía y control a gravedad cero o en condiciones de menos gravedad que en la Tierra para la recopilación de los datos necesarios para las futuras misiones autómatas. “El objetivo es verificar y demostrar múltiples funciones, como la maniobra orbital de la nave espacial, la captura simulada de un cuerpo celeste pequeño, la identificación y el control inteligente de la nave espacial”, dice Yu Tianhong, cofundador de Origin Space.

Es posible que todo esto se vea en el margen del anuncio hecho hace unos días por la NASA y su proyección de adquirir muestras de suelo Lunar, por lo que varias empresas de Ingeniería Aeroespacial han puesto sus objetivos principales en la minería espacial, ya que, para qué tomar solo muestras, si seria mucho mas lucrativo la infinita minería de asteroides.

Está previsto que se lance otra misión, Yuanwang-1 (‘Look up-1’), apodada “Little Hubble”, en 2021. Se llegó a un acuerdo para el desarrollo del satélite con DFH Satellite Co., Ltd., una subsidiaria de El principal contratista espacial estatal de China, CASC, a principios de este año.

El satélite “Little Hubble” llevará un telescopio óptico diseñado para observar y monitorear asteroides cercanos a la Tierra. Origin Space señala que identificar los objetivos adecuados es el primer paso hacia la utilización de los recursos espaciales.

Más allá de esto, Origin Space también apuntará a la luna con NEO-2, con una fecha de lanzamiento prevista para finales de 2021 o principios de 2022.

Yu dice que el plan del proyecto lunar no está completo, pero incluye un eventual aterrizaje lunar. El perfil de misión tentativo prevé un viaje indirecto a nuestro vecino celestial. La nave espacial se lanzará primero a la órbita terrestre baja y luego elevará gradualmente su órbita con propulsión a bordo hasta que alcance una órbita lunar. La nave espacial, después de completar sus objetivos de observación, hará un aterrizaje forzoso en la superficie lunar.

Mientras que Chandrayaan-2, la segunda misión lunar de la India, utilizó una ruta tortuosa para pasar de la órbita de transferencia geosincrónica a la órbita lunar, una pequeña nave espacial con propulsión limitada puede tardar mucho en llegar a la luna.

El tema de los recursos espaciales se convirtió en un topic bastante candente una vez más después de que el administrador de la NASA, Jim Bridenstine, anunciara la semana pasada que la agencia comprará regolitos lunares y muestras de rocas de compañías comerciales una vez que hayan recolectado material lunar.

Pero Brian Weeden, director de planificación de programas de la Fundación Mundo Seguro, dice que las empresas de recursos espaciales aún enfrentan innumerables desafíos, incluida la logística de extracción de recursos y la pequeña cuestión de quién (además de la NASA) los va a comprar.

“Hemos escuchado mucho sobre el agua en la Luna, pero si hablas con cualquier científico lunar, te dirán que en realidad no sabemos cuál es la composición química de esa agua y lo difícil que será extraerla y refinarla. en un producto utilizable “, dice Weeden.

“Lo mismo ocurre con los asteroides en un grado aún mayor. En la Tierra, tenemos operaciones mineras masivas y fábricas y fundiciones para refinar materias primas y convertirlas en productos utilizables. ¿Cuánto de eso necesitarás en el espacio y cómo lo construyes? ” Weeden dice.

Agrega: “En este momento, los únicos clientes reales son las agencias espaciales nacionales que planean hacer cosas en la Luna. Podrían tener un uso del regolito lunar como material de construcción y agua como combustible y soporte vital. Pero aparte del contrato muy pequeño que vimos con la NASA la semana pasada, no he visto ningún interés importante de los gobiernos en comprar esos materiales comercialmente o a qué precio “.

Origin Space está lejos de ser la única o la primera empresa de minería espacial. Planetary Resources, una empresa con sede en EE. UU., Se estableció en 2009 antes de sufrir problemas de financiación y, finalmente, fue adquirida por la firma de blockchain ConsenSys en 2018.Otra empresa estadounidense, Deep Space Industries, fue adquirida en enero de 2019 y aparentemente se está alejando de la minería de asteroides. hacia el desarrollo de pequeños satélites. Mientras tanto, ispace, con sede en Tokio, recaudó recientemente $ 28 millones para el primero de una serie de módulos de aterrizaje lunares.

Cuando se le preguntó sobre cómo aprender del caso de empresas como Planetary Resources, Yu afirmó que la empresa fue pionera en la industria de los recursos espaciales, y agregó que siempre es un desafío para los primeros jugadores en el juego. “Creemos que carecen de hitos e ingresos importantes. Estamos trabajando arduamente para acelerar el progreso de proyectos importantes mientras generamos ingresos “.

Fuente

Lino Cisterna

CEO&Founder RevistaProware.com Aficionado a las Ciencias & Tecnologías, Física Teórica, (G)Astronomía, Sociología, Psicología, Teorías de Tecnologías (AAT).

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.